sábado, 4 de enero de 2014

Experimento Roscón sin gluten versión 1.0


El año pasado hice un bizcocho de roscón de reyes, que estaba bueno sí... pero era un bizcocho, no un roscón.

Este año mi amiga Silvia me pasó la receta de Robinfood, o mejor dicho de Yban Yarza, que es el que lo hace con él. Esta es mi versión sin gluten, que creo que es mejorable J


Ingredientes:

Para la masa madre o prefermento:
90 g de harina sin gluten (yo La Colegiala)
50 g de leche
2 g de levadura de panadería

Para el roscón:
70 g de leche
Canela en rama, piel de limón y naranja
250 g de harina sin gluten (yo La Colegiala) y un poco más para la mesa
50 g de azúcar
30 g de azúcar invertido
15 g de levadura fresca
2 huevos grandes
60 g de mantequilla a temperatura ambiente
3 cucharaditas de ron
2 cucharaditas de agua de azahar (yo la hice casera)
Ralladura de limón
Una pizca de sal

Para decorar he utilizado: huevo batido,  naranja y guindas confitadas, también pegotes de azúcar humedecido

Preparación:
Preparamos al menos 3 horas antes (yo lo hice la noche anterior) la masa madre, mezclando los tres ingredientes  y amasando un poco con la mano. Ha de reposar en un recipiente de cristal tapando el recipiente con film y dejándolo a temperatura ambiente. Si hace mucho frío podemos encender el horno al mínimo unos minutos, apagarlo y dejar que la masa fermente dentro.

Hacemos una infusión con leche, piel de cítricos y canela, dejamos que hierva y después que repose unos minutos. Cuando esté tibia, la colamos y añadimos el ron, el agua de azahar y el azúcar invertido.

Mezclamos nuestra masa madre con la levadura fresca, la sal, la ralladura de limón, los huevos y la mezcla de líquidos. Ponemos un poco de harina en la mesa y amasamos bien unos minutos; incorporamos la mantequilla y seguimos amasando unos 10 minutos más.
La masa es bastante pegajosa, no hay que añadir más harina.
1er levado: Fermentar 1 hora hasta que doble el volumen en un lugar cálido (mi error fue dejarlo a temperatura ambiente, cuando hoy hace un frío horrible!!!), por eso creció poco.
Antes de formar el roscón, hacerle un pequeño masaje y esperar unos 10-15 minutos. Se forma el roscón haciendo un agujero en el medio y abriéndolo con las manos humedecidas sobre un papel de cocina. Lo pintamos con huevo batido cubriendo bien toda la superficie.


2º levado: Lo dejamos reposar en la bandeja para que vuelva a doblar volumen (45-60 minutos). Una vez pasado ese tiempo se vuelve a pincelar con huevo y decoramos con la fruta escarchada y los pegotes de azúcar humedecido.


Horneamos de 16 a 18 minutos (OJO!!! No os paséis, que se quema fácilmente) a 220-200ºC, en horno precalentado y con un recipiente con agua en la parte inferior.

Una vez horneado dejamos enfriar sobre una rejilla.

Consejos de conservación de mi amiga Silvia: ha de estar tapado con film, en caso contrario se secará.

Resultado del primer experimento: poco dulce y un poco compacto para mi gusto, pero el sabor y el aroma buenísimos!!!

Espero que os guste J



Edito al día siguiente: no meterlo en la nevera, porque hoy estaba duro, no sé si fuera estaría mejor o no... pero con un chocolate calentito nos lo hemos comido igual JJJJJ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada