domingo, 9 de abril de 2017

Noticiario celíaco (marzo 2017)

¿Os habéis perdido las noticias que se han publicado sobre celiaquía el mes pasado?
Aquí tenéis algunas de las noticias que podéis encontrar en la red, tanto de ámbito nacional (España) como internacional.
Espero que sean de vuestro interés 😊



domingo, 2 de abril de 2017

Tarta rápida de cumpleaños sin gluten (microondas)


Hoy ha cumplido años el peque de la familia!! Mi sobrino Marco ya tiene 6 años y hemos comido todos juntos en casa para celebrarlo. Esta es la tarta de cumple que le hemos preparado, espero que os guste 😍
Las cantidades que os pongo son para una tarta grande, éramos 14 y he utilizado un molde redondo de silicona de 24 cm.

He tomado como base la receta del Bizcocho de zanahoria y nueces sin gluten que publiqué hace poco aquí, pero he hecho algunas variaciones.

He hecho dos capas de bizcocho iguales, para después montar la tarta.

Como siempre, revisad las etiquetas de TODOS los productos que utilicéis. Aseguraos que sean sin gluten ni trazas.

Ingredientes:
Para cada bizcocho:
175 g de zanahorias (pesadas una vez peladas) (350 en total)
150 g de azúcar (300 en total), parte de él avainillado (recordáis que se puede hacer casero?? Pinchad aquí para ver cómo) 
2 huevos (4 en total)
50 ml de aceite de oliva (100  en total)
60 g de harina de arroz (120 en total)
30 g de Maizena (60 en total)
10 g de levadura sin gluten (20 en total)
Una pizca de goma xantana para cada capa del bizcocho (opcional)

Zumo  de naranja, o de lo que os guste, para mojar el bizcocho

Para el frosting de queso:
500 ml de Nata para montar
1 tarrina de queso de untar (yo he usado de la de Hacendado, de 300 gr)
Azúcar glass al gusto (unos 150 gr le puse yo)

Decoración:
Hemos utilizado los “lacasitos” de Mercadona, pero podría ser fruta, chuches o lo que os apetezca.

 Preparación:
Hacemos primero una capa del bizcocho y mientras se hornea preparamos la segunda.
Lo primero que hacemos es rallar las zanahorias o triturarlas.
Ponemos en un recipiente todos los ingredientes: la zanahoria rallada, el azúcar, los huevos, el aceite de oliva, la harina de arroz, la Maizena, la levadura y la pizca de goma xantana. Mezclamos todo y batimos (no con el accesorio de las varillas, con la batidora normal, para que triture todo) hasta que quede todo bien integrado. La base es bastante líquida.
Aunque he utilizado un molde de silicona, he puesto papel de horno en la base (he recortado un disco de papel de su medida) para que fuese más fácil desmoldarlo.
Ponemos la masa en el molde y metemos durante 7 minutos a potencia máxima en el micro. No abrir la puerta cuando termine!! Dejadlo dentro 10 minutos más.
Transcurrido ese tiempo, esperamos unos 5 minutos para que enfríe un poco y desmoldamos con cuidado. Ponemos el bizcocho a enfriar en una rejilla y preparamos de la misma forma la otra capa.
Cuando las dos capas estén totalmente frías, preparamos el relleno y la cobertura.
En un recipiente (preferiblemente frío) ponemos el queso, la nata y el azúcar glass. Batimos con las varillas hasta que monten.

Ponemos una capa de bizcocho en la fuente donde vayamos a servir la tarta. La remojamos con zumo con ayuda de un pincel. Bañamos la otra capa de bizcocho y la reservamos.
Extendemos una capa muy generosa de la crema de nata y queso sobre el bizcocho. Yo he calculado que el grosor fuese más o menos como el de la base.
Tapamos con cuidado con la otra capa de bizcocho y presionamos un poco con las palmas de las manos para que la crema de queso se extienda.
Para terminar, cubrimos toda la superficie de la tarta con la crema, tanto la parte de arriba como los bordes. Podéis ayudaros con una espátula. De esta operación se encargó mi cuñada, que estaba de pinche con mi hermana en la cocina!! Jejejeje…
Adornamos la tarta como más nos guste, en este caso le pusimos los “lacasitos”, porque a los niños les haría más gracia. La guardamos en la nevera hasta el momento de servir.


Observaciones: estos “lacasitos” de Mercadona destiñeron un poco la tarta cuando la sacamos de la nevera, estaba la crema un poco teñida en algunos lados. Si los vais a poner, es preferible que los pongáis en el último momento, antes de servirla, para que no os pase lo mismo.
Acabamos de zamparnos el trocito que quedó del mediodía y estaba mejor ahora, por lo que creo que es mejor montar la tarta con antelación y que repose unas horas en la nevera ante de servirla, queda más “jugosita”.
Espero que os guste, estaba buenísimaaaaaaa!!!